DE MI LIBRETA

Por José Patiño Patiño.

Los diputados preparan el terreno antes de concluir  la 62 Legislatura,  enviaron a la Secretaria de Hacienda la propuesta de 7 mil 559 millones de pesos, para que se integre en el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación, que tiene que ser presentado a más tardar el 8 de septiembre.

Las cantidad se traduce en un aumento del 3 por ciento respecto a 2015, equivalente a 220.1 millones de pesos más. Los legisladores federales se asignaron este año en dos bolsas de uso discrecional más de mil 800 millones de pesos.

En la partida 3991 del presupuesto de la Cámara, identificada como Asignaciones para el cumplimiento de la función legislativa, fueron etiquetados 805 millones 728 mil 580 pesos.

Por su parte también el INE. Está solicitando mas de 15 mil millones para el próximo año, ya que habrá elecciones en varios estados de la República y dizque ´para realizar los comicios con transparencia y eficiencia, requieren de esa enorme cantidad de millones, en donde incluyen mas de 5 mil millones de pesos, para distribuirlos entre  los Partidos Políticos.  No sabemos quien se preocupa por la falta de distribución del presupuesto, para poder atender las necesidades de la población, como de los campesinos, pues estamos viendo que para los Diputados no hay crisis, y para el INE tampoco, y quieren manejar miles de millones de pesos, que no generan producción, sino puros gastos para tener a los congresistas contentos y levanten la mano tan pronto se los indique su coordinador. Para los diputados, sin duda ese presupuesto es para que siempre aprueben las iniciativas y reformas que se van a impulsar a partir de este año, por parte el Presidente de la República y que estarán respaldadas por el PRI.

Por parte del INE. Realmente su trabajo deja mucho que desear, pues siempre se repiten los mismos problemas, de la falta de cumplimiento de personas que según ellos son capacitadas para que sea funcionarios de casilla, pero a la hora de los comicios se enferman, o simplemente no se presentan, por lo que se hace un gasto que le reditúa utilidad alguna, pues con ese dineral que manejan del pueblo, es para que los ciudadanos que acuden a votar, se les ofrezca la atención y amabilidad suficiente, pero esto no se realiza, pues los funcionarios de casilla, no reciben mas que reclamos de los votantes, pues ni el INE les ofrece algo de comer, pero si les exige buenos resultados, a pesar de que en la mayoría de las casillas se utiliza a gente que se decide participar ante la irresponsabilidad de quienes son capacitados.

Ninguno de los Partidos Políticos que reciben miles de millones de pesos, del pueblo, han sido capaces de proporcionar capacitación a sus  militantes, que son comisionados en las casillas, pues la mayoría no sabe ni para qué lo enviaron, y menos cual es su labor a desarrollar. Total que seguimos igual  no hay ningún cambio en el Poder Legislativo, pues los diputados trabajan al son que les toquen sobre todo si es el corrido del centenario, para sentirse importantes.

El INE, seguirá haciendo lo mismo de siempre, ni el cambio de nombre, los ha hecho mejorar su labor  en las organización de los comicios,  y siguen los organismos electorales,  resolviendo situaciones que no deberían presentarse si el Instituto realmente se preocupara por preparar, y atender y estimular a los funcionarios de casillas, quienes por muy patriotas que sean el estar aguantando las inclemencias del tiempo, sin que se les lleve alimento alguno, y sin recibir nada a camio, es imposible que las cosas cambien, y solamente los enormes presupuestos, son para bien de quienes manejan el Instituto electoral.

Share Button